Ilustres estancias

Resulta original a la par que maravillosa la idea del suplemento literario Babelia de adentrarse en los despachos de algunos escritores.

Una simple foto se convierte en una ventana por la que podemos mirar y ver un espacio tan personal como interesante e incluso en algunos casos, podemos conocer el significado de algunos objetos que forman parte de la intimidad de los autores, algo que a buen seguro nos permite intuir e imaginar muchas más cosas de sus vidas, sus formas de ser, sus aficiones y sus influencias.

Ese conocimiento del medio en el que vive una personalidad es un ejercicio sumamente atrayente para el admirador, para el que no se conforma con conocer la obra y precisa entender el ambiente en el que ha crecido, vivido y escrito lo que con tanto afán lee. Por eso la asignatura que comúnmente se conoce como Literatura no olvida nunca las reseñas biográficas.

Esto de conocer algo más de la persona que está detrás de una obra es también un ejercicio turístico, por ello no hay ciudad que se precie que no albergue su casa museo de tal ilustre ciudadano o una placa de esta fue la casa en la que nació tal escritor. Seguramente detrás de ello hay un poderoso motor económico pero también es evidente que la idea de pisar el mismo suelo y pasear las mismas estancias que Miguel de Cervantes, Lope de Vega o José Zorrilla consigue en infinidad de casos completar la emoción del lector.

Comparte este artículo ...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario