5 comentarios en “Jeroglífico: Novela francesa

  1. Abismado en los intrincados senderos del curso del Poqueira, y arañado hasta el tuétano, vuelvo al curso no menos retorcido de estos jeros ante los que tanto me extran(o) y me quedo pasmado ante la c-ruel(dad) adjudicada al estoconazo. Es evidente que un buen aficionado distingue entre un maestro y un carnicero, pero, aun no siendo aficionado practicante, jamás (no es escritura fonética…) de los jamases con el viejo rito micénico hubiera asociado la crueldad, como sí lo hacía Unamuno o Mosterín lo hace.
    Y en cuanto a que el tiempo de la pesca sea un tiempo perdido…, se pierden los peces, que burlan al anzuelista y se llevan la carnada,pero si algo se gana en afición de esa naturaleza es hallarle los tres pies al tiempo, al todo y a la nada, y aun a la cabezadita de rigor…
    Un saludo cardioestival a los presentes y a los ausentes.

Deja un comentario

cinco × 1 =